Alza tus ojos… Marcando el reto de las Cumbres Educativas 2014

Alza tus ojosPor Rodney Boyd

Las Cumbres Educativas se proyectan para ser foros de enriquecimiento e inspiración para todos esos educadores, líderes nacionales, ministros de todo nivel que están comprometidos con una visión trascendente de la formación ministerial.  El Centro de Recursos y Asesoría cumple así su llamado de promover el intercambio necesario para el mejoramiento de la obra educativa.  Como director de nuestro programa educativo latinoamericano, tomamos muy en serio la responsabilidad de escuchar al Señor.  ¿De qué está hablándonos el Señor?

Para las Cumbres Educativas de 2014, el contexto de nuestra propuesta temática expresada con el lema “Alza tus ojos” lo extraemos del pasaje del encuentro entre Jesús y una mujer samaritana cerca de Samaria en un punto llamado el Pozo de Jacob (Juan 4:4-30).

La mujer en el pozoResaltan allí verdades trascendentes como la omnisciencia del Señor, la verdadera adoración y la importancia del testimonio individual.  Cada una podría servir para una Cumbre.  Sin embargo, nuestro enfoque no es tanto en este encuentro entre Jesús y la mujer.  Más bien, queremos considerar el trato de Jesús con sus discípulos que aparece después del encuentro, en los versículos del 31 al 38.  Podríamos decir que es una historia dentro de otra.  Y la historia de la mujer samaritana da un contexto importante al intercambio entre Jesús y sus discípulos.  De hecho, lo que señala Jesús sirve para entender el énfasis y la interpretación del encuentro con la mujer.

Vemos que los discípulos estaban preocupados por el Señor y le rogaban que comiera.  Sin embargo, el Señor les habló de otra “comida”, hacer la voluntad del que le envió y acabar su obra.  Jesús les acordó del período de espera natural entre la siembra y la cosecha.   Y les declaró en el Juan 4:35: “He aquí os digo: Alzad vuestros ojos y mirad los campos porque ya están blancos para la siega”.  ¡Jesús es el Señor de la Mies!

Tenemos la tendencia de “bajar los ojos”.  Esta es la condición humana.  No tenemos la óptica divina.  No podemos ver más allá de las fronteras que nosotros mismos nos edificamos.  Tenemos la tendencia de pisar con ojos fijos para abajo, como si estuviéramos en un sendero pedregoso, cuidando cada paso.  Puede ser el egoísmo o prejuicio que nos restringen la visión.  Puede ser que la falta de conocimiento nos encaja en un entorno limitado, sin poder ver alrededor.

El Señor nos invita a alzar nuestros ojos y mirar los campos, ¡listos para cosechar!  Él puede darnos una nueva óptica… trascendente y optimizada para su reino.  Cuando alzamos nuestros ojos podremos visualizar nuevas cosas como:

Nuevos derroteros y ministerios

(Entiéndase “derroteros” como nuevas líneas de acción que nos invitan o nos desafían).  Cuando alzamos nuestros ojos, siempre miramos una marea de necesidad humana.  Ésa era la experiencia de Jesús.  Mt. 9:35-36, “Recorría Jesús todas las ciudades y aldeas, enseñando en las sinagogas de ellos, y predicando el evangelio del reino, y sanando toda enfermedad y toda dolencia en el pueblo.  Y al ver las multitudes, tuvo compasión de ellas; porque estaban desamparadas y dispersas como ovejas que no tienen pastor.”

Estos problemas están frente a nuestra puerta.  Cada iglesia local está ubicada estratégicamente en medio del dolor humano.  Y es así a propósito.  Cada creyente, conmovido por compasión, está comisionado a llevar el amor de Dios y aplicárselo a los desamparados.  No es necesario irnos muy lejos porque están entre nosotros.

Me ha impactado mucho el ministerio de Tomás (Tommy) Barnett, pastor de la iglesia de las Asambleas de Dios en Fénix, Arizona.  El lema de la iglesia es “La iglesia con un corazón”.  Él comenzó su ministerio en la iglesia en el año 1979.  Su fama es el desarrollo del sistema “Buscar una necesidad y atenderla”.  Actualmente hay más de 275 ministerios distintos de la iglesia.

El ministerio más famoso es el “Dream Center” (Centro de los Sueños), fundado por su hijo Mateo en el año 1993 en Los Ángeles, California.  Actualmente el Dream Center atiende a más de 35,000 personas cada semana, dirigido a las drogadictas, prostitutas, pandillas, madres solteras, víctimas de SIDA, sub-culturas y etnias diferentes.

Para Jesús fue bastante polémico ministrar a la mujer samaritana.  No había buenas relaciones entre los judíos y los samaritanos.  Aún más, porque era una mujer, y una mujer de mala fama.  Ahora, la iglesia tiene que “ensanchar el lugar de su tienda” para que incluya a los más necesitados.  El primer paso es concientizarnos.  Es pedir la compasión de Cristo y alzar nuestros ojos.  Debemos buscarlos y atenderlos.  Hay discapacitados que nos necesitan.  Hay víctimas del abuso y del tráfico humano que necesitan escuchar la palabra de Jesús.  Quien sabe, podría ser un ministerio a las “mujeres del pozo”.  ¡Hay tanta gente con tanta necesidad!

¡Alcemos nuestros ojos para visualizar nuevos derroteros y ministerios!

Nuevos ministros

También debemos alzar nuestros ojos para visualizar a los nuevos ministros.  La segunda parte de Mateo 9:37-38 dice, “Entonces dijo a sus discípulos: A la verdad la mies es mucha, mas los obreros pocos.  Rogad, pues, al Señor de la mies, que envíe obreros a su mies.”  Hay tantos con tanta necesidad, demasiados para la cantidad de obreros activos con los que ya contamos.

Es interesante que la mujer samaritana se convirtiera en una ministra, llevando las buenas nuevas a su pueblo.  ¿Calificaría ella para credenciales con las Asambleas de Dios?  Lo dudo.  Sin embargo, el Señor la usó en un servicio a favor del Reino.

Cuando pensamos en la palabra ministro, muchas veces nos fijamos en un obrero acreditado.  Sin embargo, la raíz de la palabra es el servicio.  Uno que sirve es un ministro.  Nos conviene ampliar el concepto del ministro y considerar la diversidad del ministerio como describe Pedro en 1ª Pedro 4:10, “Cada uno según el don que ha recibido, minístrelo a los otros, como buenos administradores de la multiforme gracia de Dios.”  ¡El potencial que tiene el laico para ministrar es enorme!  Y si nosotros cabemos en el rango de oficios de Efesios 4:11-13—apóstoles, profetas, evangelistas, pastores y maestros—tenemos la responsabilidad de “capacitar al pueblo de Dios para la obra de servicio” (NVI).

El Servicio de Educación que vigila la capacitación de ministros.  En el año 2009, el Directorio del SEC, compuesto de los superintendentes y directores nacionales, más el equipo de los líderes de nuestros programas internacionales, aprobó la creación del nuevo Nivel de Especialización en el pensum del Plan Básico para el Nivel Ministerial.  Comenzamos con las especializaciones del Ministerio Pastoral, Educación Cristiana, Misiones, y Ministerio Juvenil.  Este año agregamos dos más: Ministerio Infantil y Plantación de Iglesias.  Estas especializaciones fueron creadas para satisfacer las necesidades de nuestras iglesias nacionales en América Latina y el Caribe.

Miembros y afiliadosEn 1914, en la primera reunión del Concilio de las Asambleas de Dios de los EE.UU., los reunidos declararon: “Nos comprometemos, y se compromete a nuestra organización con Él para el mejor evangelismo que el mundo jamás haya visto.”  Poco tiempo después, se reconoció la importancia de la capacitación de obreros como prioridad para poder lograr este llamado.

IglesiasCreo que nosotros de las Asambleas de Dios en América Latina compartimos la misma visión.  La misión está clara: La evangelización de nuestro continente y del mundo.  A la vez, la iglesia latinoamericana siempre ha creído que la producción de ministros es una urgente e impostergable tarea.  Consideremos estas cifras:

  • El 10% de los miembros y afiliados de las Asambleas de Dios en el mundo pertenece al bloque de los 20 países de CELAD y CADSA (quienes representan a la iglesia Centro, Caribe y Sur de Latinoamérica).
  • Los países de CELAD y CADSA cuentan con 14% de las iglesias de las AD en el mundo.
  • MinistrosLos países de CELAD y CADSA cuentan con 18% de los ministros acreditados de las AD en el mundo.

¿Qué significan las estadísticas hasta ahora?  Que, en relación con la cantidad de miembros y afiliados de las otras regiones del mundo tenemos proporcionalmente más iglesias y aún más ministros.

  • Institutos y extensionesAhora, aún más sorprendente: Los países de CELAD-CADSA cuentan con casi la mitad de los institutos, seminarios, extensiones y centros de capacitación ministerial y contamos con casi la mitad de los estudiantes presenciales.

Desde el principio, las Asambleas de Dios ha reconocido que el Evangelio pleno debe incluir el pleno cumplir con la gran comisión, “Id y haced discípulos a todas las naciones”.  Por favor, no nos conformemos con buscar solamente “decisiones”, ni en la iglesia, ni en las naciones.  De hecho, hacer discípulos da continuidad transgeneracional al ciclo de formar y enviar, formar y enviar, formar y enviar, formar y enviar.  Éste ha sido y sigue siendo nuestro enfoque, gracias al Señor.

La mies es mucha, más los obreros pocos.  ¿Quiénes serán los nuevos ministros?  ¿De dónde provienen?  ¿Ya están “en formación”?  La iglesia local ocupa el primer lugar en la capacitación de estos nuevos ministros que asumirán los multiforme puestos de ministerio..

¡Alcemos nuestros ojos para visualizar los nuevos ministros!

Nuevos territorios

Visualizar nuevos territorios es el verdadero sentir del corazón del Señor de la Mies.  Miremos los campos, blancos, listos para la cosecha.  La palabra traducida “blancos” podría significar “claros” también.  Es probable que Jesús estuviera hablando de las cabezas claras del trigo en el panorama del horizonte.  Hay algunos comentaristas que piensan que estaba señalando a un grupo de samaritanos, llegando, vestidos en sus togas blancas, procedentes del pueblo, traídos por la mujer.

La iglesia evangélica mundial

AlzaTusOjos06La Gran Comisión sigue vigente.  La mies es mucha.  Todavía hay pueblos y poblados masivos no alcanzados.  La demografía del mapa evangélico ha cambiado bastante.  Si repartimos la población en cuatro regiones—América Latina, Europa y Norteamérica, Asia y Oceanía, y el África, en el año 1900, 14% de los evangélicos estaban en América Latina.  Las regiones de Asia, Oceanía y el África tenían como 5%.  La gran mayoría, más de 80% estaban en Europa y Norteamérica.  Cien años después, América Latina contaba con casi 30% y el África aproxima 20%.  ¡Casi todo del crecimiento ha ocurrido en la iglesia pentecostal!

Aconteció tranquilamente hace como 10 años un cambio en la demografía de la fuerza misionera.  La cantidad de misioneros no occidentales sobrepasó la cantidad de occidentales.  Esta tendencia seguirá y aún ganará más fuerza.  ¿Qué significa?  La iglesia latinoamericana debe tomar muy en serio su responsabilidad de enviar misioneros a los pueblos del mundo.

Nuestras benditas y bendecidas Asambleas de Dios ya están tomando nota.  Estamos alzando los ojos, despertándonos más y más al compromiso misionero y a una ejecución de misiones como esfuerzo consolidado y coordinado.  El SEC y los institutos y seminarios bíblicos están preparándose para una invasión de los llamados a hacer misiones. No es posible separar la preparación y el envío de obreros.  Estamos casados, el Servicio de Educación Cristiana y las Misiones En Conjunto.  Formamos y enviamos.  Formamos y enviamos.  Formamos y enviamos.

¡Alcemos nuestros ojos para visualizar nuevos territorios!

El ángulo de nuestra mirada

¿Qué tal su mirada?  ¿Su óptica?  ¿Su proyección?  En los versículos del 36 al 38, Jesús orientaba a los discípulos sobre los principios de la siega.  Por lo general, hay una separación de tiempo entre la siembra y la siega.  Y por lo general, uno sembrará y otro segará.  Sin embargo, los dos gozarán en la cosecha.

Jesús está llamando su iglesia a segar.  Nuestro gozo como segadores resultará de la dura labor del sembrar de otro.  Podría ser una referencia a Juan el Bautista o a los profetas del Antiguo Testamento.  ¿O sería el trabajo de la samaritana o del mismo Señor con ella?  Seguramente, reconocemos lo que sembró Jesús por medio de su vida y en la cruz de Calvario.

Jesús está llamándonos también a ser sembradores.  No va a ser posible que nosotros seguemos toda la cosecha.  Nos toca sembrar… Formar y enviar, formar y enviar, formar y enviar.

Y muchos de los samaritanos de aquella ciudad creyeron en él por la palabra de la mujer, que daba testimonio diciendo: Me dijo todo lo que he hecho.  Entonces vinieron los samaritanos a él y le rogaron que se quedase con ellos; y se quedó allí dos días.  Y creyeron muchos más por la palabra de él, y decían a la mujer: Ya no creemos solamente por tu dicho, porque nosotros mismos hemos oído, y sabemos que verdaderamente éste es el Salvador del mundo, el Cristo.”  -Jn 4:39-42

Esperaríamos sus comentarios, quizás con base a las siguientes preguntas:

  • ¿Nos dejaríamos motivar a cambiar el ángulo de nuestra mirada espiritual permitiendo nuevas percepciones? (Necesidades en base a las estadísticas mostradas)
  • ¿Quisiéramos saber las cosas que nos toca en este, nuestro tiempo, visualizar pero actuar? (Planes o innovaciones que hemos iniciado)
  • ¿Qué líneas de acción iniciar – como semillas? (Sueños que quisiéramos ver cumplidos en la tarea educativa)
  • ¿Qué caminos abrir a nuevos ministerios y a nuevos ministros? (Respuestas a la actual diversificación y proliferación de ministerios)
  • ¿Qué pasos dar para responder con compromiso hacia nuevos territorios que conquistar? (Decisiones en proceso para unirse a este llamado a visualizar nuevos derroteros o ministerios, nuevos ministros o nuevos territorios)

5 pensamientos en “Alza tus ojos… Marcando el reto de las Cumbres Educativas 2014

  1. Doy gracias a Dios por el trabajo tan esforzado que se ha hecho a través del CRA en lo que a educación cristiana se refiere. Creo que el tiempo de comenzar no es a futuro, es ahora!! El mover del Espíritu Santo en las vidas de las personas esta generando una ansiedad de conocer las Escrituras, y nosotros como institución educativa cristiana tenemos que buscar en El, los métodos que abrirán y sacierán no solamente el conocimiento, sino también el deseo de servir con diligencia e integridad a nuestro buen Dios. Es propicio el momento para borrar paradigmas que no nos dejan ALZAR LOS OJOS y extendernos hacia TODO lo que podemos hacer con el poder del GRANDIOSO Y FUERTE DIOS.
    Espero con ansias cada cumbre, para traer ideas frescas a nuestro instituto. El CECAD se encuentra en Tegucigalpa, Honduras, y estamos formando líderes, pastores y misioneros para que sean siervos del ALTISIMO; y aquellos que no han descubierto su vocación espiritual, los estamos orientando hacia ello.
    Contamos con el potencial divino, las capacidades bajo Su gracia y el ferviente deseo apasionado de llevar el conocimiento bíblico para trasnformar corazones.
    EL ESPIRITU SANTO, ESTA EN EL ESTUDIO; DESDE LA INFORMACION VIENE LA INSPIRACION. Dios les bendiga!!!

    • Se da cuenta Karina, lo que nos están diciendo las cifras de proporción de Institutos Bíblicos en Latinoamérica en relación con el resto del mundo? A mi me habla de un gran desafío de envío de obreros a los pueblos no alcanzados. África, Oceanía, están recibiendo un avivamiento que merece que los ministros en formación le presten atención y orar todos juntos por la preparación y envío de obreros más allá de nuestras fronteras a millones que no han escuchado del nombre de Cristo. Hay tanto por hacer!! Gracias por escribir!

  2. Cada cumbre a sido de gran bendición,y sin dudas de gran capacitación para crecer en la obra ardua en la cual hemos sido llamados.
    He sido ministrado por el Señor, y me ha ayudado para servir mejor en nuestros institutos aquí en Uruguay; es necesaria la capacitación en este siglo de muchos cambios.
    Animo a todos aquellos que no han participado en las cumbres,a que lo hagan no se arrepentirán.
    Dios les bendiga a todos, y les esperamos en nuestra tierra Uruguay en la cumbre 2014.

    • Uruguay, con la ayuda del Señor, allá vamos! Sept. 2014. Oremos que los detalles estratégicos de la organización de la Versión Sur – Uruguay se completen y podamos ver al Señor equipando, animando, desafiando con una visión trascendente de todo lo relacionado con la formación ministerial. Siempre tenemos la expectativa de ver extendida la familia educativa internacional con la llegada de nuevos amigos, lideres educacionales y ministerios afines que le dan ese tono fraternal a cada Cumbre. Saludos cordiales.

  3. Doy gracias a Dios por este momento que se nos presenta para poder asistir a la cumbre educativa 2014 en la ciudad de San Salvador.
    Vale la pena expresar que estos son los momentos que el pueblo “Cristiano” debe ser formado, educado para luego ser enviado a las naciones para suplir las necesidades básicas tanto en la educación como al obrero que requiere su capacitación para transmitir a otros lo aprendido en las aulas tanto del Instituto Bíblico, como la puerta del CRA que esta accesible para todo aquel que desea afinar su aprendizaje y culturizar su vida en pro- de la educación.
    Espero estar en ese tiempo para que mi espíritu se renueve enfocando la visión a la educación que los postreros tiempos demandan, así mismo bendecir a los conductores de esta cumbre del 2014.
    Bendiciones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *