En búsqueda de los mejores recursos bibliográficos

Por Rodney Boyd y Jorge Echazábal

El Centro de Recursos y Asesoría ha declarado el período 2017-2018 como Bienio de los Recursos Bibliográficos.  Estaremos dando énfasis a la apreciación, elaboración, producción, distribución y especialmente al acertado uso de libros y otros materiales bibliográficos.

¿Por qué damos este énfasis?  Estamos convencidos que recursos bibliográficos adecuados acompañan una formación ministerial eficaz y relevante.  Creemos que el avance de la tecnología digital y la accesibilidad fácil a su superabundante información  deben ser vistos como un gran aporte al conocimiento, pero no necesariamente como equipamiento efectivo para el ministro.  Por otro lado, el progreso de las ciencias educativas y el actual desarrollo de la educación del pueblo nos empujan a evaluar como asunto urgente que los contenidos de asignaturas estén respaldados por bibliografía acorde con ese progreso.   Será por lo tanto nuestro desafío constante darle contextualización y actualización a los recursos bibliográficos, ser precisos en los niveles de formación, adquiriendo y produciendo los materiales necesarios a nuestros estudiantes.  Animamos a los involucrados en la formación – ejecutivos, directores, administrativos, pastores, maestros y estudiantes – que aprecien estos tesoros y que se unan a nosotros en la búsqueda de los mejores recursos.  Los mejores son aquellos que cumplen con un perfil particular.  Deben enseñar y reflejar la sana doctrina y de preferencia ser de corte pentecostal.  Deben estar disponibles y ser accesibles.  Además, como hemos dicho, deben ser útiles, contextualizados y actualizados.

TENDENCIAS Y CONDICIONES LLAMATIVAS

Una diversidad de situaciones, que para nosotros son familiares, producen el invariable clamor que vemos manifestado en las constantes encuestas que realizamos en la región.  Los líderes expresan cada año como áreas sensibles de necesidad la producción de textos adecuados y la existencia de bibliotecas con inventarios acordes a los cambiantes tiempos.  En cada caso, el Centro de Recursos y Asesoría y el Servicio de Educación Cristiana están comprometidos a enfrentar esas realidades y buscar soluciones para ofrecer buenos recursos bibliográficos.  Entonces, ¿Cuáles serían estas situaciones? Veamos:

Los caminos fáciles, rápidos e inadecuados.  La oferta de cursos de auto formación y métodos de entrega que hacen fácil y rápida la obtención de títulos son es tema preocupante.  Estos métodos atentan contra el perfil de recurso antes mencionado.  Normalmente aquí veremos materiales educativos confeccionados para dar un vistazo informativo y superficial sobre las materias.  Son folletos con diseño para niveles en los que no se espera una formación ministerial.  No dudamos de la capacidad de los diseñadores pero el abordaje de los contenidos y el diseño didáctico de sus guías no motivan a la investigación o profundización.  Estos cursillos normalmente no harán referencia a una bibliografía adecuada.  Como resultado, los recursos que pretenden dar “toda la respuesta” inhiben que los estudiantes investiguen y conozcan cabalmente los materiales bibliográficos de referencia e inviertan las horas de lectura y estudio exigidas por criterios internacionales reconocidos y adoptados por el SEC.

El auge y mal uso de información no confiable.  Sin duda, el internet ha fomentado el rápido aumento y flujo de información.  Además, con la proliferación de los teléfonos inteligentes, tenemos acceso fácil e instantáneo.  Sin embargo, en el internet, no existe ninguna vigilancia, no hay control de calidad o comprobación de veracidad.  Últimamente, ha llegado el fenómeno que se llama las noticias falsas, el intento explícito de publicar información falsa.  Nuestros estudiantes están surfeando sitios, navegando por toda basura.  Cualquier fábula y falsedad llegará a sus composiciones, y muchas veces como pleno plagio.  Los principales testigos de esta tendencia son los profesores que tienen que calificarlos.  Nos señala que hoy más que nunca, es imprescindible proveer buenos recursos, y a la vez enseñar el buen manejo de otros a través de la buena investigación documental.

La oferta de la nueva Guía de estilo de SEC es una valiosa herramienta que desglosa el proceso.  Además, el programa formativo PROCEPA, ofrece varios talleres prácticos en el manejo de la investigación documental.

Presupuesto insuficiente y/o falta de compromiso necesario para invertir en recursos bibliográficos.  Aún antes de la plétora de información por el internet, había comenzado la declinación del uso del libro del texto y de otros recursos bibliográficos que la biblioteca del IBAD presenta.  Cuando eran pocos los institutos bíblicos, la mayoría de los directores eran misioneros.  Ellos buscaban fondos misioneros para comprar los libros del texto para los estudiantes y otros libros de referencia para la biblioteca.  En las últimas dos o tres décadas, la cantidad de institutos bíblicos se ha disparado por la apertura de extensiones y anexos.  Hoy en día, hay pocos misioneros que son directores lo que significa que cada instituto y alumnado tiene que financiar los libros de texto y otros libros de referencia para la biblioteca.  Resulta simplemente que los estudiantes tienen menos libros de texto para su biblioteca personal y no se actualiza la biblioteca con nuevos libros.  El servicio ABALC – Asistencia Bibliotecaria para América Latina y el Caribe está asesorando a los institutos bíblicos en el desarrollo de sus bibliotecas.

Libros de texto antiguos y carencia de escritores teólogos pentecostales y ministeriales.  Ya hemos comenzado nuestro trabajo con la revisión de los libros de texto de los planes de curso del Nivel Ministerial (instituto bíblico).  Vemos que hay algunos libros de texto escritos hace más de 50 años atrás.  Estos “clásicos” deben continuar en la bibliografía de la materia.  Sin embargo, nuestro contexto ha cambiado y los clásicos no necesariamente son los adecuados y mejores.  Nos preguntamos, “Por qué usamos esos libros de texto tan antiguos?”  ¡Porque no hay libros nuevos que cumplan con nuestro perfil!  Seguramente, el Señor nos ha bendecido con ministros y teólogos pentecostales que podrían escribir.  Sin embargo, no hemos asumido la responsabilidad y no hemos logrado animarlos a escribir.  Tenemos que ser más intencionales en buscar, capacitar e incentivar a los aspirantes y posibles candidatos a escritores.  El ministerio Círculo de Escritores podría ayudar.  No obstante, hay más que hacer.

El lento cambio del paradigma de libros impresos a recursos digitales.  Nos parece que el paradigma de los libros en formato digital debe contener una respuesta clave para cumplir con nuestro perfil.  Por el menor costo de producción y por evitar problemas de distribución, los libros pueden ser más accesibles y actualizados.  Sin embargo, las casas publicadoras van lentas en este cambio.  El problema no es la tecnología, sino su preocupación por la piratería digital de sus recursos bibliográficos.

LA NECESIDAD DE RESPUESTAS

En el Centro de Recursos y Asesoría, conscientes de nuestra necesaria injerencia en este y otros asuntos que atañen a la formación ministerial, no cesamos de promover o mediar en la búsqueda de mejores alternativas.  Asesoramos e intentamos conectar los recursos institucionales, ministeriales y personales haciéndolos accesibles y aplicables una relevante formación de ministros.  En esto estamos enteramente comprometidos.  A continuación lo que hemos experimentado como respuestas a las anteriores situaciones:

Motivación a nuevos escritores de textos.  Para animar a escritores aspirantes, la revista Conozca, un ministerio del SEC, ha anunciado el Concurso de escritores 2017 (por favor, véase los detalles en la página de Conozca: http://conozca.org/?p=3185).  Se trata de contribuir con la elaboración de un nuevo libro de texto, de tipo compendio, de la asignatura M1203 Métodos de evangelismo y discipulado, escribiendo un capítulo del mismo.  Si usted es miembro activo en ministerio y comunión con las Asambleas de Dios, comprende los objetivos de la materia y escribe sobre uno hasta tres de los temas propuestos en el listado propuesto por Conozca podrá inscribirse y concursar.  Les animamos a indagar los requisitos y a incursionar en lo que el Señor le esté inspirando a hacer.

En la búsqueda de la alternativa digital.  El CRA sigue su colaboración con la empresa Software Bíblico Logos para ofrecer la colección Plan Básico que incluirá los libros de texto del Nivel Ministerial.  Esta colección se combina con cualquier biblioteca electrónica existente de Logos.  Aunque el blanco del proyecto es el individuo, maestro y estudiante, el sistema funciona muy bien para la biblioteca.  Además, estamos en comunicación constante con representantes de las otras casas para buscar soluciones electrónicas para nuestras bibliotecas.  A largo plazo, el SEC podría habilitar su propia biblioteca virtual.

Mutua colaboración con la serie Fe y Acción como asunto vital.  Los esposos Quentin y Elizabeth McGhee, editores de la serie Fe y Acción, se unieron al SEC en el año 2005.  Su participación activa durante la reforma del Plan Básico hasta 2009 fue y es muy provechosa.  Ellos han estado dispuestos a estructurar la serie basada en el nuevo pensum.  Además, siguen participando en los eventos del Nivel Ministerial (Cumbres y Diálogos), estando muy atentos a los directores, profesores y estudiantes que usan sus libros.  Están activos en levantar fondos para elaborar nuevos libros y buscan escritores idóneos, norteamericanos y latinos, y los mejores traductores.  Actualmente, hay 17 libros de texto disponibles de para sendas asignaturas de las 36 de los niveles Básico y Ministerial del pensum del Nivel Ministerial.

En el bienio actual (2017-2018) ellos tienen planes de publicar seis más, y para el período 2019-2021 van a salir ocho adicionales.  ¡Significa que antes del año 2022 tendremos un libro de texto de Fe y Acción disponible para 31 de las 36 asignaturas!  (Haga click en el cuadro para verlo más grande.)

El cumplimiento altamente adecuado de los libros de Fe y Acción con nuestro perfil de recurso.  Todos son escritos por teólogos y ministros pentecostales y siguen la sana doctrina.  Los libros son sumamente disponibles y accesibles.  Fe y Acción firma un acuerdo con cada país (generalmente con el departamento de educación cristiana) que le concede el permiso de imprimir localmente y distribuir los libros a precio módico.  Los libros son altamente útiles por su diseño didáctico.  Son contextualizados por involucrar a escritores latinos y por el cuidado que el editor toma para mantener esta pauta.  Y son actualizados.  Los editores reciben abiertamente cualquier inquietud o crítica de contenido e incorporan estos cambios en las próximas ediciones de los libros.

Nuestra gestión multifacética a favor de recursos bibliográficos.  Estamos arrancando el énfasis en varios frentes.

  • Ampliación de la biblioteca del CRA. Con la apertura de nuestra nueva sede en Panamá, estaremos ampliando la biblioteca del CRA.  No es solamente ampliar el espacio.  En cuanto la oficina internacional de ISUM estará en la nueva sede, estamos combinando la biblioteca de ISUM con la del CRA, además de incorporar cientos de libros nuevos que hemos recibido en los últimos años.  Incorporaremos una biblioteca teológica en inglés que nos fue donada recientemente.  Por cuanto funcionaremos como sede de seminarios de ISUM y módulos de Facultad, habilitaremos la biblioteca para esos estudios.
  • Colaboración con la Comisión de Asesoría del Nivel Ministerial y la ABALC. El CRA, la Comisión del Nivel Ministerial y la ABALC (Asistencia Bibliotecaria para América Latina y el Caribe) estarán colaborando en la revisión de los libros de texto y las bibliografías de las materias del Nivel Ministerial.  Como punto de agenda principal del Diálogo Internacional 2017 de Líderes Educativas programado para los días del 7 al 9 de marzo en Panamá, definiremos iniciativas importantes para revisar los libros de texto y para pulir contenidos de las bibliografías.  Estamos trabajando con la ABALC para vincular las bibliografías completas del Plan Básico (Nivel Ministerial) y de la ABALC.
  • Colaboración con la ATAL. La Asociación Teológica para América Latina recibirá una propuesta de incluir criterios más fijos acerca de los diferentes tipos de institutos y seminarios bíblicos.  El CRA está asesorando los procesos de auto evaluación que le señalará a cada instituto cualquier deficiencia en su biblioteca.

Así, con estas iniciativas y otras en proceso, proclamamos el período 2017-2018 Bienio de los Recursos Bibliográficos.  Por favor, ore por cada una de estas acciones.  Aún más, ¡únase a la campaña!  Conteste los siguientes interrogantes para afinar su apreciación acerca de buenos recursos bibliográficos y para comenzar una evaluación personal.

¿Qué tal su manera de valorar su apreciación de libros?  ¿Se considera coleccionista?  ¿Tiene el hábito de leer e investigar?

¿Está aprovechando bien el libro de texto y otros recursos bibliográficos en su enseñanza?

¿Cuál es la mejor metodología que ha usado para incorporar el libro de texto y otros contenidos en su clase?

Por favor, comparta sus observaciones de este artículo o sus respuestas a las preguntas en la casilla a continuación.  ¡Gracias!

2 pensamientos en “En búsqueda de los mejores recursos bibliográficos

  1. Excelente el artículo, es un tema fundamental para mantener y aumentar la calidad de la educación y hacerle frente a tantas corrientes dañinas que quieren inundar nuestras aulas de clases.Yo utilizo la herramienta de análisis critico como asignatura para mis estudiantes a fin de garantizar la investigación dentro del libro de texto.
    Sigan adelante con su labor tan importante para la Educación cristiana de América Latina.
    Gracias y Bendiciones

  2. Extraordinario y necesario este tema sobre los recursos bibliográficos; sobre todo en esta época cuando el uso de la información por internet se ha convertido en un facilismo para los estudiantes de nuestros Institutos Bíblicos; atreviéndome a señalar que de varios de nuestros profesores, originando así un deterioro en el aprendizaje, debido a la falta de filtro en estos artículos; convirtiéndose muchas veces en falsas enseñanzas que engañan a quienes acceden a ellas.
    He tenido la bendición de adquirir recursos bibliográficos para Instituto Bíblico de la editorial Fe y Acción, los que considero extraordinarios: fáciles de entender y metodológicamente atractivos y útiles.
    Ahora bien, cómo método de enseñanza utilizo el análisis crítico, trabajado y discutido en clase; para lo cual recomiendo y facilito algunos textos entre “clásicos” y otros no tanto.
    No utilizo material de Internet (a excepción de libros de texto descargados), he comprobado la falta de veracidad de la mayoría; e insto a los estudiantes que no lo utilicen, sino más bien acudan a textos de autores reconocidos y confiables, sea en físico o en digital.
    Utilizo preguntas programadas para darle cierre con respuestas de los libros de texto.
    Exposiciones de los estudiantes, realizando asesorías previas para determinar el material bibliográfico que utilizarán.

    Amados hermanos, gracias por todos sus aportes para lograr la excelencia de la Educación Cristiana y la preservación de la sana doctrina.
    Ustedes son valiosos para Dios y para nosotros, sigan adelante que de seguro su galardón será grande, porque trabajan para formar a los ministros de Dios, quienes a su vez formarán a la iglesia de Cristo en su edificación.
    Muchas Gracias y nuestro buen Dios les continúe bendiciendo!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *